¿Cuántos tipos de anestesia dental existen y cuál se utiliza en cada tratamiento odontológico?

¿Cuántos tipos de anestesia dental existen y cuál se utiliza en cada tratamiento odontológico?

¿Tu dentista de confianza va a realizarte una extracción de muela? ¿Has pedido cita en la clínica dental Els Quinze para eliminar alguna caries o colocar un implante? Si es así, lo más seguro es que nuestro equipo de dentistas y profesionales en odontología recurra a la anestesia dental, para realizar con éxito la curación oral a la que debas someterte.

Sin la anestesia bucal, muchos de los tratamientos odontológicos que nos ocupan a día de hoy, no se podrían realizar sin ejercer apenas dolor al paciente. De hecho, esta técnica es ampliamente conocida y utilizada a diario tanto en intervenciones médicas como en el ámbito odontológico.

Hoy vamos a explicarte qué es la anestesia dental, qué tipos existen y cuánto pueden durar sus efectos. Si eres de lo que teme a las agujas, quizá el artículo de hoy te sirva para conocer más de cerca nuestra forma de trabajar. Toma nota y recoge toda la información necesaria para afrontar, de forma segura y sin miedos, esta técnica de sedación.

Tipos de anestesia dental - Clínica dental Els 15

¿Qué es y de qué está hecha la anestesia dental?

 

La anestesia dental es la técnica que permite, tanto a médicos como a dentistas, eliminar la sensibilidad de una zona concreta del cuerpo del paciente. Un método que ayuda al facultativo a realizar de forma más cómoda y segura su trabajo.

De hecho, mediante la aplicación de la anestesia bucal se consigue que la persona intervenida no sienta dolor durante el tratamiento a realizar. Más bien, cuando la persona está bajo los efectos de la anestesia, se siente mucho más relajada y no padece dolor.

La mayoría de anestésicos locales en odontología se componen de lidocaína y tetracaína, dos fármacos que bloquean los canales del ión sodio requeridos para el inicio y la conducción de los impulsos.

 

Técnicas de anestesia y sedación

 

Como ya podrás imaginar, y dependiendo del tratamiento odontológico al que se vaya a someter el paciente, existe una amplia variedad de formas de sedación. En el centro odontológico Els Quinze utilizamos los siguientes tipos de anestesia dental:

 

 1. La anestesia local

 

Utilizada para infinidad de tratamientos dentales, como: empastes, endodoncias y/o extracciones de todo tipo. De hecho, la anestesia local es la técnica más empleada en odontología para eliminar la sensibilidad de la boca.

 

2. Spray anestésico bucal

 

También presente en formato gel o crema. Esta tipología de anestesia dental se utiliza para adormecer la zona intervenida durante un pequeño intervalo de tiempo. Algo que suele hacerse en pacientes con miedo o pavor al pinchazo de la aguja con la que se aplica el anestésico.

 

3. Sedación leve con óxido de nitrógeno

 

A diferencia de la anestesia local, la sedación leve evita el uso de la aguja para introducir en el cuerpo del paciente la anestesia. Esta técnica consiste en aplicar óxido nitroso y oxígeno mediante una mascarilla y, fundamentalmente, se utiliza en tratamientos de mantenimientos periodontales.

 

4. Sedación consciente

 

Una técnica únicamente utilizada en pacientes que sienten miedo o ansiedad ante el tratamiento odontológico que se les va a realizar. Este método debe estar pautado por un especialista o médico anestesista, ya que debe contar con una combinación de medicamentos apta para ayudar a relajar al paciente y también para bloquear el dolor que pueda sentir durante el tratamiento.

Es imprescindible realizar unas pruebas previas al paciente que solicita la sedación consciente. De esta manera, se le realizará un test de coagulación de la sangre, un electrocardiograma y otras preguntas sobre su estado de salud general. Todo ello, para evitar futuros problemas que puedan suceder durante el tratamiento.

 

5. Anestesia general

 

También conocida por coma inducido; una técnica que no se lleva a cabo en la consulta del dentista, sino que se lleva a cabo en un entorno hospitalario.

La anestesia general suele ser la más indicada para ciertas intervenciones quirúrgicas orales, como pueden ser la cirugía ortognática, los implantes dentales o la extracción de muelas del juicio.

Tipos de anestesia local en odontología

 

Atendiendo a todo lo que te hemos explicado hasta el momento, por norma general, la anestesia dental local se utiliza en la mayoría de tratamientos odontológicos. Vemos a continuación los tres tipos de anestesia local con lo que trabajamos a diario:

 

  • Troncular

 

La anestesia local más común y utilizada por nuestros dentistas. Es la que se pincha o inyecta en la zona inferior de la boca. Concretamente, muy cerca del nervio dental inferior. Como resultado, se insensibiliza la parte derecha o izquierda de la boca, así como la mitad del labio y de la lengua.

 

  • Infiltrativa

 

Es el tipo de anestesia local que se coloca en la arcada superior de la superficie oral. Dicha técnica funciona como refuerzo para la anestesia de tipo troncular, cuando no ha hecho el suficiente efecto o si es necesario insensibilizar una zona bucal más amplia.

 

  • Intraligamentosa

 

A diferencia de la anestesia troncular o infiltrativa, ésta no se aplica en la encía, sino que se inyecta entre el ligamento y el hueso dental. Suele ser un tipo de anestesia indicada para pacientes que necesitan una endodoncia. Tratamientos que requieren mayor tiempo de intervención y complejidad por parte del dentista.

¿Cuánto dura la anestesia del dentista?

Por norma general, entre 3 o 4 horas. A partir de ese tiempo, el paciente irá recuperando poco a poco la sensibilidad y movilidad bucal por completo.

Sin embargo, cuando la aguja toca físicamente el nervio, puede ser que la zona intervenida quede adormecida durante varios días. Aunque, esto no debe preocuparte, ya que se trata de un efecto completamente reversible.

¿Me pueden poner anestesia dental si estoy embarazada?

Si estás embarazada y necesitas un empaste, una endodoncia o que te saquen una muela, una cosa de la que no puedes preocuparte es el riesgo de la anestesia que tu dentista podría usar en la intervención. Es, de hecho, segura tanto para ti como para tu bebé.

¿Qué efectos secundarios puede provocar la anestesia local?

De forma aislada, la anestesia local puede provocar pequeños hematomas en la zona infiltrada, debido a la rotura de pequeños vasos sanguíneos durante el pinchazo. De la misma forma, en algunos pacientes puede provocar arritmias cardiacas con duraciones de no más de 2 minutos e incluso daño temporal al nervio que puede causar adormecimiento y dolor.