Diastema dental o dientes separados

Diastema dental o dientes separados

Muchos famosos ya se han unido a la moda del diastema dental. En los últimos años, son muchos los que han deseado tener los dientes separados entre sí, por un factor meramente estético. Pero, ¿es realmente saludable hacerse un tratamiento estético como éste? En el artículo de hoy te explicamos qué es un diastema dental, sus causas y tratamientos para corregirlo. Sigue leyendo y descubre nuestra opinión sobre esta última moda dental, íntimamente relacionada con nuestra salud bucodental. 

Diastema dental

¿Qué es un diastema?

 

Un diastema dental se conoce como la separación de más que hay entre dos dientes. Éste puede presentarse a cualquier edad, tanto en niños como en adultos, y afectar a cualquier tipo de diente; premolares, incisivos, caninos e incluso muelas. 

Según nuestros expertos en odontología, la aparición de diastemas en niños es incluso una buena señal. Esto quiere decir que, una vez caigan los dientes de leche, el pequeño tendrá el espacio suficiente para albergar todos y cada uno de sus dientes definitivos. En cambio, la aparición del diastema dental en la etapa más adulta, suele asociarse a un problema de alineación dental. En estos casos, lo idóneo es estudiar el motivo de la separación entre dientes e intentar juntarlos de nuevo con ayuda de algún tratamiento de ortodoncia correctiva o reconstrucción estética. 

 

Causas que inciden en la separación entre dientes

 

Por norma general, el diastema suele aparecer por orígenes genèticos. Es decir, si hay alguien de tu familia que lo padece, es muy probable que tú también acabes desarrollando esta separación entre dientes. Aunque, existen muchas otras causas que pueden ayudar al desarrollo del diastema dental. Te las presentamos a continuación: 

  • Tener un maxilar demasiado grande para el tamaño de tus dientes. Esta suele ser una de las causas más comunes. Y es que, tener un maxilar mucho más ancho que la dimensión de tus dientes ayuda a la aparición del diastema.
  • Que tus dientes sean pequeños. Si tus dientes son más pequeños que el ancho de tu cavidad oral, aparecerá de forma natural y adquirida esa separación entre dientes o diastema.
  • Una malposición dental. El diastema dental también puede venir causado por la mala posición de alguna pieza dental. Tener los dientes torcidos o girados ayuda, en gran medida, a que se forme una separación errónea entre dientes.
  • Un frenillo demasiado grueso. Tener el frenillo del labio demasiado grueso también afecta directamente a la separación entre dientes.
  • Extracción o pérdida de un diente. En ciertas ocasiones, las extracciones o caídas de dientes producen una separación demasiado grande entre los dientes adyacentes a la pieza perdida, creando así el diastema dental.
  • Otras enfermedades periodontales, tales como la gingivitis o la piorrea. Este tipo de afecciones suelen inflamar y retraer las encías, por lo que los dientes se vuelven más estrechos y aparece una separación más grande de lo habitual entre ellos. 

 


Soluciones y tratamientos para corregir el diastema

 

Existen diferentes tratamientos odontológicos para tratar el diastema dental. Para los que padecen esta separación entre dientes desde siempre, lo idóneo es realizar algún que otro tratamiento propio de la ortodoncia correctiva. Gracias a los brackets y la ortodoncia invisible se consigue juntar esos dientes que se encuentran más separados de lo normal. 

Con el resto de causas, el tratamiento odontológico que debería hacerse varía en función de su diagnóstico. Por ejemplo, no es lo mismo tratar un diastema producido por un frenillo demasiado grueso, que otro provocado por enfermedades periodontales. Por ello, te recomendamos que pactes una vista con tu odontólogo de confianza. Tan solo así podrán realizarte un diagnóstico aproximado de tu diastema y ofrecerte el tratamiento que mejor combine con la recuperación de tus dientes.

¿Es recomendable la moda del diastema o dientes separados?

 

Desde la Clínica Dental Els Quinze te aconsejamos no seguir esta nueva moda dental. Lo cierto es que, no es nada recomendable forzar a los dientes para estar en una posición que no es buena para ellos. 

Llegados a este punto, es muy importante recordar que este tipo de alteraciones estéticas a las que nos sometemos pueden afectar directamente a nuestra salud bucodental. Está clínicamente probado que nuestros nuestro aparato masticatorio influye en el correcto funcionamiento de la columna vertebral, nuestra postura y bienestar general. Por ello, te recomendamos no crear una alteración de tu cavidad oral, para evitar así un desequilibrio mayor en en tu cuerpo.