Función de las muelas cordales o muelas del juicio

Función de las muelas cordales o muelas del juicio

Sin duda, sigue siendo la pregunta estrella de cualquier clínica dental: ¿Por qué me duelen las muelas del juicio? Lo cierto es que el 90% de las personas ha tenido alguna vez molestias en estas piezas dentales. Y es que, la función de las muelas cordales o del juicio han evolucionado al largo del tiempo, convirtiéndose ahora en piezas de poca utilidad.

 

¿Qué son las muelas cordales?

 

Las muelas del juicio, más conocidas en odontología como cordales, son los terceros molares de nuestra boca. Cada uno de nosotros presenta 4 muelas del juicio; dos en la parte superior de la mandíbula y dos en la pare inferior. Este tipo de molares servían a nuestros antepasados para masticar cualquier tipo de alimento duro: carnes, raíces…

No obstante, en la actualidad nuestra dieta alimentaria es mucho más blanda y ciertamente no utilizamos estas piezas dentales para triturar la mayoría de alimentos que ingerimos. De hecho, y gracias a la evolución, nuestras mandíbulas ya no crecen tanto como antes y estas muelas del juicio o molares no realizan la función por la que existieron en tiempos pasados.

 

¿Para qué nos sirven y cuál es su función principal?

 

Como ya te venimos comentando, la función de las muelas cordales o del juicio es como la de cualquier otro molar. En cualquier caso, ayudan a masticar y triturar los alimentos que comemos. Pero, lo cierto es que la anatomía actual de nuestros maxilares releva la función de los cordales, convirtiéndolos en piezas dentales prácticamente inútiles.

Estos dientes suelen aparecen durante la etapa de desarrollo, en la adolescencia. Entre los 14 y 26 años puede ser que las muelas del juicio aparezcan en el límite de tu dentadura inferior o superior. Asimismo, puede ser que te salgan los 4 molares de golpe, que solo te salgan 2 o incluso que no te aparezca ninguno a lo largo de tu vida.

Funciones de las muelas cordales o muelas del juicio

¿Cuándo es recomendable extraer una muela del juicio?

 

Aunque no siempre aparecen las muelas del juicio, es muy habitual que éstas no tengan el espacio suficiente para crecer, te salgan torcidos o empujen al resto de tus piezas dentales, produciendo así algún problema de malaoclusión.

Como expertos en odontología, desde Clínica Els Quinze te listamos hoy los escenarios dónde quitar las muelas del juicio puede ser todo un éxito. Atento:

 

  1. Si la función de las muelas cordales o del juicio causan dolor o infección. En muchas ocasiones, debido a una mala higiene bucodental, se producen caries en las muelas del juicio. Si este es tu caso, lo mejor es retirar la pieza dental para evitar futuros problemas.
  2. Si no se tiene suficiente espacio en la mandíbula, también es recomendable quitar estos terceros molares. De hecho, es recomendable quitar estas piezas dentales lo antes posible para evitar que tu dentadura se mueva y precises en un futuro de algún corrector de ortodoncia o brackets.

 

En cualquier caso, la extracción de las muelas del juicio no es muy dolorosa, ya que se anestesia la zona a tratar. Además, dependiendo de la raíz del molar y si está ubicada en la parte inferior o superior de la boca, puede ser que el dolor aparezca en mayor medida en los días próximos a la extracción.